¿Qué es la sexodiversidad?

La sexodiversidad es el nombre que denomina al conjunto de formas en que los humanos manifestamos nuestra sexualidad, no sólo en la área de la intimidad, sino también en los aspectos médicos, psicológicos y sociales.

Médicamente, por ejemplo, son actualmente reconocidas muchas formas de intersexualidad que pueden ocurrir naturalmente o ser inducidas, además de los clásicos sexos masculino y femenino.

La transexualidad es una de ellas, y consiste en la modificación hormonal o quirúrgica del cuerpo (o ambas), a fin de obtener simultáneamente características sexuales masculinas y femeninas, o convertirse en una persona con un sexo diferente a aquel con el que nació.

La transexualidad no debe ser confundida con el travestismo, que es la práctica de usar ropas y accesórios normalmente identificados con el sexo opuesto.

La sexodiversidad es complicada

Sí, la sexodiversidad es compleja como todo lo atinente al comportamiento humano, porque los seres humanos tenemos conductas y razonamientos muy complejos, que no pueden ser determinados apenas por la genética y la anatomía, sino que también por la psicología y las normas sociales.

Psicológicamente, la identificación de la persona con una forma de sentir su propia sexualidad dio origen al concepto de género (distinto al género que se usa en gramática) referido a la autoidentificación del sujeto. Por ejemplo, una persona con un cuerpo biológicamente de hombre, puede manifestarse en materia de género y sexualidad como mujer. Esa persona tiene cuerpo masculino y género femenino. Actualmente son reconocidos 112 géneros diferentes.

Por otro lado, esa misma persona puede sentir atracción sexual por hombres o mujeres, lo que no altera su identidad de género, sino su preferencia sexual. Así, un hombre biológico puede sentirse como una mujer y sentir deseo sexual por otras mujeres. O sea, esa persona es una mujer (género), lesbiana (preferencia sexual), con un cuerpo masculino (sexo biológico).

Claro, todo esto puede ser confuso y genera grandes complicaciones en el área jurídica. Las leyes actuales en muchos casos son superadas por una realidad aplastante. Dado que la diversidad sexual y la libertad sexual son hoy reivindicadas como parte de los Derechos Humanos Fundamentales, los Estados deben generar leyes que permitan el ejercicio de esos derechos, y probablemente ahí es donde hay más trabajo pendiente.

Además de todo eso, la diversidad sexual también incluye los modelos de  relacionamiento que pueden ser establecidos entre dos o más personas.

El Poliamor es apenas uno de esos modelos. Prácticas como la homosexualidad, la bisexualidad y la pansexualidad; el sadomasoquismo, los fetiches, el estilo swinger, el sexo recreativo, e incluso la asexualidad y la heterosexualidad tradicional hacen parte de este inmenso concepto.

Un pensamiento en “¿Qué es la sexodiversidad?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *